El Karate  y Los Niños

En cuanto a los beneficios de la práctica, pueden destacarse, tanto a nivel físico como psíquico, los siguientes:

 Mejora la coordinación psicomotriz.

 Desarrolla las destrezas, los reflejos y las reacciones. 

 Descarga energía.

 Enseña educación, disciplina y respeto a todo el que nos rodea. 

 Favorece el aumento de la concentración.

 Ayuda al niño a conocerse más y controlarse a sí mismo. 

 Enseña valores fundamentales como la tolerancia y la responsabilidad.

 Genera la confianza de los niños en sí mismos. 

  Desarrolla la fuerza, el equilibrio, la velocidad y la flexibilidad.

 

IMG-20170530-WA0007